6. Sobre la corrección de textos

“La lengua no es el caballo del pensamiento, sino su jinete”, José Martí.

¿Cómo es la comunicación entre el escritor y el corrector?

En la actualidad, las nuevas tecnologías permiten mantener una comunicación fluida sin necesidad de trasladarnos u organizar encuentros específicos. Desde la tranquilidad del hogar, ambos pueden arreglar encuentros virtuales para especificar alguna tarea o resolver dudas. Los textos llegan de las manos del escritor al corrector mediante correo electrónico. Por supuesto, también son posibles los encuentros presenciales, siempre que los tiempos y distancias lo permitan.

Modo de trabajo

Una vez que el corrector tiene en sus manos -o bien en su computadora- el texto a corregir, enviará una primera corrección en la que señalará cada una de las cosas que deberían ser observadas: desde el cambio de la estructura de una frase o hasta una coma faltante son marcadas en el texto original mediante la función control de cambios presente en todas las versiones de Word de Windows y Linux (o bien el método que ambos acuerden y que les resulte más cómodo) para que el escritor vea todas las opciones y, en caso de no entender por qué se corrige determinada cuestión, haga sus consultas. También se agregarán comentarios cuando una frase sea ambigua, confusa o bien “peligra” la coherencia del texto (falta relación entre los párrafos, una idea se “va por las ramas”, etc.) para que el autor pueda mejorar su versión.

Después de que el escritor revise esta primera corrección, responde a los comentarios y consulta sus dudas, el corrector hace una nueva revisión para “pulir” aspectos que hayan quedado pendientes.

El diálogo entre ambos es constante, y solo termina cuando ambos coinciden en que la versión del texto es la mejor posible.

Medios de comunicación:

  • Correo electrónico: mariasilvia1492@gmail.com
  • Teléfono: 0236-154-611-768 (Junín, pcia de Bs. As., Argentina)